El esperadísimo videojuego Cyberpunk 2077, que ya tengo reservado en GOG, se vuelve a retrasar. La causa-efecto de todo esto es que muchos ya estamos buscando sucedáneos o una especie de "metadona" para aguantar hasta diciembre.

Yo he optado por dos cosas: me he comprado de rebajas (estaba por 13,99€ en Steam) el juego Cloudpunk, que comparte ambientación y pinta resultón. Sí, lo sé, es como dejar de jugar con el Barça en el FIFA para pillar al Espanyol. Pero menos es nada.

La segunda compra-parche es el libro The World of Cyberpunk 2077, que está agotadísimo en todos lados pero he conseguido una unidad de una tienda de comics de Reus (Terra de Cómic -por cierto: genial la tienda y genial la comunicación con su equipo-). El libro en cuestión lo reseñó (entre otros) Slobulus en su canal de YouTube y desapareció rápidamente el stock en cualquier sitio. Es un compendio de lo que se llama el "lore" del videojuego. Un complemento ideal para ir conociendo el universo de Cyberpunk 2077.

Ayer lo pensé, habiendo nacido en 1979 es casi imposible que llegue vivo al 2077... y es que la ciencia ficción me tenía mal acostumbrado porque ya hemos sobrepasado fechas de diferentes futuros: Blade Runner, 2001 una Odisea en el Espacio, Akira o Regreso al Futuro son algunos ejemplos de esos futuros que no han sido. Curiosamente a nadie se le ocurrió un futuro en el que todos llevamos mascarillas.