Kramer y Kiesling, también conocidos como "La Doble K", tienen una tremenda facilidad para hacer buenos diseños de juegos de mesa con bastante regularidad. Eso es lo difícil en este mundillo, transmitir confianza a los jugadores sólo con una firma (en este caso dos)... les pasa a contadísimos diseñadores de juegos: Reiner Knizia seguro, quizá Martin Wallace en un 95% de sus creaciones y entre los autores más modernos, el australiano Phil Walker-Harding podría entrar en este Olimpo de la inspiración bien ejecutada. Todos ellos sacan juegos efectivos, son un garante de calidad para las editoriales y también, lógicamente, para el público aficionado.



No sé si es por el ritmo editorial desenfrenado o qué, pero buenos juegos de "La Doble K" están pasando sin hacer mucho ruido. El caso de Sabana Park es uno, y quizá otro un poco más sangrante es el del maravilloso Renature. Sea como sea estamos aquí para no dejarnos llevar por la corriente y saber lanzar el grito de "¡Señoras, señores!... ¡¡¡este juego merece ser probado!!!". Esa está siendo nuestra función, sin culto a la novedad, sin crear 'hype' y sin patrocinadores reales (sí ficticios como la bebida energética que me ayuda a estar tecleando este texto a las 2:36 de la madrugada). Hemos llegado al vídeo número 100... ¡y lo que nos queda por seguir contando y jugando!