¡Me siento Paco Lobatón! Después de 7 años por fin he dado con Katharine Chapman.



Abordo el espinoso tema de por qué a las grandes multinacionales de los juegos de mesa les cuesta tanto acreditar a los autores (y ya puestos también ilustradores, maquetadores y traductores de reglamentos). Me sirvo del caso práctico de Monopoly Deal (Katharine Chapman) Hasbro.