En este mundillo conoces buena gente, que resulta que hace juegos e irremediablemente quieres añadirlos a tu colección (hablo de los juegos, claro).