No es ningún secreto que esta afición se estaba encareciendo con el paso de los años. Tampoco lo es que la coyuntura pandémica a disparado las ventas de juegos de mesa en todo el mundo... algún analista cruel y sin escrúpulos definiría la situación como la "tormenta perfecta". Pero como consumidores y apasionados del medio deberíamos saber qué y cómo está afectando al precio de nuestros queridos juegos, esos que siempre nos han contado historias y nos han permitido ser Sherlock Holmes, un pirata del Caribe o un alpinista en el K2.



Hoy repaso y analizo 4 factores clave para entender la subida de precios de este hobby: la situación del transporte global, la alta demanda de "commodities", el ocio en contextos de confinamiento y la balanza psicológica de la inversión-diversión. También intento explicar y predecir los posibles cambios en el corto-medio plazo derivados de todo esto: la actual saturación del mercado de juegos optimizados económicamente (hablo del fenómeno roll&write) así como una posible reestructuración de la estrategia de 'packaging' a la vuelta de la esquina.