En el último podcast de Sentido Antihorario, dado que la Feria de Essen presencial vuelve y está a la vuelta de la esquina, se volvió a comentar el topicazo por parte de algunos de los miembros de la tertulia de "es una experiencia única", "algo que se debe vivir al menos una vez en la vida", "si eres aficionado de verdad a los juegos de mesa tienes que ir" o "si eres jugador casual mejor no vayas"... volviendo a poner sobre la mesa el concepto iniciático-sectario de ir al Essen SPIEL.



Todo este reparto de carnets de 'jugón' con pedigrí basado en experiencias que "tienes que" vivir me ha tocado las narices, antes bastante pero ahora muchísimo más. Y es que para mí cada año que pasa tiene menos sentido la inversión en tiempo y dinero que supone ir a la gran feria alemana de novedades de juegos de mesa. Los motivos os los enumero clarísimamente en le vídeo. Sólo le veo sentido si eres un medio especializado, para todo lo demás: paciencia, buenas fuentes de información, entrar en preventas en tus tiendas españolas favoritas y disfrutar de los múltiples eventos lúdicos mucho más cercanos y menos 'posturistas'. El caché de jugón te lo da lo que juegas y cómo lo juegas, no dónde vas, tus fotos de Instagram y cuánto despilfarras sin sentido alguno.