Un año más la tienda de juegos de Bilbao BilboGames organiza el 'neguko azoka', que en euskera significa 'mercado de invierno' o 'mercadillo de invierno'. Es una iniciativa en la que se invita a los clientes a llevar juegos ya jugados de sus ludotecas y ponerlos a la venta a bajo precio durante unos días. Los propietarios de los juegos llevan y tasan ellos mismos sus juegos (a diferencia de cuando los llevas, por ejemplo, a Gigamesh... que es la tienda quien te los tasa después de un largo tiempo de espera porque revisan uno a uno los juegos).



La tienda los vende y cobra en dinero el precio tasado por los propietarios de los juegos, más tarde BilboGames devuelve a los propietarios de los juegos los juegos no vendidos y la cantidad de dinero recaudada por los juegos que sí encontraron nuevo hogar en una moneda propia llamada 'wolfies' (a razón de 1€ = 1 'wolfy'). Con esos 'wolfies' se pueden comprar juegos nuevos en BilboGames. Siempre se pierde dinero vendiendo así, porque para poder vender bien tus juegos de segunda mano los tienes que tasar a un precio bastante atractivo, pero más se pierde cuando los vendes en bloque a una tienda que te los tasa y almacena ella misma (lo digo por experiencia). Así que este 2022, ya asentado en Euskal Herria, me ha apetecido apoyar esta iniciativa llevando algunos juegos para intentar ganar algo más allá del dinero: algunos centímetros cúbicos libres en mis estanterías.