Errar es humano... dicen. Pero enmendar lo debería ser aún más. Hoy os cuento un par de experiencias en las que el servicio postventa de dos tiendas diferentes me ha servido para arreglar algunos problemas con mis pedidos de juegos de mesa. Lógicamente hay muchas otras tiendas que no dan ni un solo error y funcionan fantásticamente, podría poner decenas de ejemplos (españolas y europeas), pero aquí va una muestra de que cuando pasa algo es importante que al otro lado haya una persona pragmática y solvente. Y he tenido suerte.



Aún así sigo opinando que comprar algo sin stock aparente en Dungeon Marvels entraña el riesgo de tener parado tu pedido un tiempo (recomiendo llamar y encontrar soluciones) y que la web de la tienda on-line de MasQueOca es un auténtico despropósito (muy mejorable, la verdad). A pesar de esto también quiero dejar claro que detrás de ambas tiendas hay personas capaces de escuchar y comprender tus incidencias y, lo más importante, aportar soluciones.